AGNES OBEL en Barcelona

El esperado cuarto álbum de Anges Obel, “Myopia”, vio la luz a principios de este año, y fue el primero que publicó en Deutsche Grammophon, el prestigioso Sello Amarillo del Universal Music Group (Europa y Asia) y Blue Note (Norteamérica). “Empezó con una sensación de que estaba luchando por escapar de mi propia visión túnel. Todo a mi alrededor parecía reforzar esas tendencias, de modo que quería retratar esa sensación de estar atrapada dentro de un estado mental con muy poca visión periférica, donde lo que permanece visible no hace más que intensificarse cada vez más”. Siguiendo los mismos principios que con sus álbumes anteriores ("Philharmonics", "Aventine" y "Citizen Of Glass") el álbum más reciente de Obel ha sido un proyecto en solitario en todos los sentidos (como sus tres anteriores álbumes en estudio): ha pasado innumerables horas sola en el estudio durante los dos últimos años componiendo, grabando, produciendo y mezclando. “Para mí la producción está entrelazada con las letras y la historia que hay detrás de las canciones”, dice Obel. Esto es precisamente lo que hace que su música resulte tan irresistible y lo mismo puede predicarse de "Myopia". Paradójicamente, necesito crear para mí mi propia miopía a fin de hacer música”.